Jose Enrique (05/10)

Estaba por Santurce buscando dónde almorzar. Paré en la placita y entré a Jose Enrique. La verdad no ha cambiado mucho desde la última vez que fuí, solo un par de artículos del menú. La impresión del restorán es, más bien, un cafetín costoso. Digo cafetín no en un modo despectivo, si no por su aspecto de casa vieja, menú en pizarra, la música tropical y  las mesa servida con servilletas de papel. Un ambiente casual y atractivo para el público turista.
alitas
Tan pronto me senté pedí unas “natural wings“. Alitas fritas al estilo koreano con un glaceado de mantequilla y pique, tengo que admitir que estaban deliciosas. La mesera me ofreció una cerveza como la mejor opción para combinar el aperitvo. Claro que acepté la oferta, aunque un poco sorprendido. “¡¿Jose Enrique está vendiendo alcohol?!” En fin, la cerveza y las alitas es un #win.
Logré distraer el hambre con esa entrada, pero eso solo la enfureció. Por eso decidí pedir la empanada de cerdo a caballo, obviamente, ¡con arroz y habichuelas! La apariencia monstruosa del plato tiene todas las cualidades alusivas la antigua cafetería El Obrero en Río Piedras. ¿Comentarios del plato? Estaba bueno, pero me parece que es difícil arruinar una empanada. El huevo frito pareciera que se le quemaron los bordes y lo tuvieron que cortar con molde, y las habichuelas en el grotesco “ramekin” dentro del plato.
Jose Enrique ha sido reconocido como “Best New Chef de Food & Wine” y en la prestigiosa “James Beard Foundation“. El talento de este chef es evidente, solo espero que no pierda el foco al detalle que requiere la alta cocina. Al final, no debemos mezclar la jerarquía de un restorán de tanto prestigio con entidades cuyo reconocimiento es el tamaño de la porción. Empanada de Cerdo
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *