Mere Pescao (4/10)

Tuvimos un brunch ajetreado, las órdenes no paraban de entrar. Un grupo de 12, dos grupos de 8, una reservasión de 16, todos llegando a la misma hora y nosotros tras bastidores con la incertidumbre de cuántos walk-ins estarán colándose entre una reserva y otra. Salimos tarde, para ser un brunch. Por mi parte, como olvido con frecuencia comer algo en el turno, salí súper hambriento y pensando dónde le echo algo a estómago. Es domingo, casi las 7pm y no hay muchos lugares abierto, pero decidí pasar por la calle Loíza.

Ya había escuchado comentarios del lugar. “La comida está cabrona. El sitio está nítido. Hacen varias cositas chévere.” Vi que estaba abierto y entré. Tengo que admitir que me gustó el ambiente. Un local acogedor, pocas mesas, arte urbano en las paredes, la barra pequeña en una esquinita del salón. La vibra adecuada para un “Komi-BT”. Pedí una cerveza mientras leía el menú. Tienes varias opciones, pero realmente es un poco complejo. Se entiende que es una fusión asiática/caribeña, pero tiene demasiada terminología oriental. Terminé pidiendo los bamboo kobabs y los local tacos. Primero llegaron los tacos, tres plantillas al estilo de una arepa local, relleno de bacalao y pico de gallo.

local tacos

 

De primera impresión, me pregunté: ¿no eran de arepa? Pero su aspecto parecía estar crujiente y calmé la inquietud hasta después de darle el primer bocado. Me transporté a Guánica, al bosque seco.¡Todo estaba seco! Tenía razón con la tortilla. El bacalao no tenía ningún tipo de sabor. La combinación era como comer una galleta exporsoda con atún de lata, pero con tomatitos picados y micro greens. De repente llegan los kebabs, eran de dorado con bolitas de mofongo.

bamboo kebabs
bamboo kebabs

Ahora cambian un poco los muñequitos. Los kebabs estaban deliciosos, muy bien sazonados. Acompañándolos con las bolitas de mofongo, que sabían más a mangú con plátano maduro, lograban una buena porción y, trillado, bien balanceado.

Entre una cosa y otra, la mesera pasa y le menciono que los tacos no me gustaron. Por lo visto le pareció extraño mi queja y me preguntó por qué no me gustó. Le explico, estaban muy secos, no era lo que esperaba, etc. De inmediato llamó al gerente. El gerente llegó y pregunta: ¿qué pasó? Yo le dije: “Nada, es que los tacos no me gustaron.” Sin decir una palabra se llevó el plato en lo que me comía el otro y volvió con la cuenta. Me estuvo extraño. En realidad aun tenía mucha hambre y quería pedir otra cosa. Al final, le expliqué y me recomendó los pulled pork steam buns y me los comí. Ya que mi trabajo es comentar, la próxima vez los pediría sin la excesiva salsa agri-dulce.

pulled pork steam buns
pulled pork steam buns

Mere Pescao es overall un lugar nítido, pero la falta de experiencia es eminente. Es un bebé hermoso, pero carece de cariño. 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *